Los Momentos Especiales

La comida, entendida como un lujo sencillo, forma parte de la vida diaria de Cap Rocat. El desayuno se puede servir en el patio privado de las suites, donde también es posible cenar a la luz de las velas. Además es posible hacer una pausa gastronómica en la piscina, los miradores o en algunas de las zonas habilitadas cada día en los entornos de la fortaleza.